jump to navigation

El remisero oficial 2 marzo 2008

Posted by alquimista78 in Mala Suerte, Personales, santa fe.
Tags: , ,
trackback

Ayer fue un día de miércoles, me peleé con el mundo, mandé a la mierda a mi vieja a mi familia, porque parece que salí favorecido y me nombraron remisero oficial.

Que la tengo que llevar a mi tía hasta la casa, ok todo bien, pero la casa queda en la otra punta del lugar de donde vivo. Para colmo en el viaje le pregunto y «el tío ¿no te podía pasar a buscar? “nó, lo que pasa que él se tiene que levantar temprano porque trabaja” (claro yo al otro día me rasco el higo todo el día)». Y eso no fue todo luego siguió «además no es como vos si le digo que me venga a buscar me manda a la mierda». Ya a esta altura mi sangre hervía y solo fue el preludio del fin de semana.

El sábado a la mañana, mientras trabaja, me llama mi vieja, informándome: «parece que le van a dar de alta al nono», al rato nuevamente, «nó, parece que no porque el médico tuvo una urgencia y no va a pasar a verlo». Quince minutos más tarde, «sí le dan el alta, vos podes venir a buscar a la nona, yo voy en la ambulancia» Mi contestación fue, «estoy tomando examen y termino a las 12hs» y del otro lado me responden, «estas en la facu, uy disculpame, bueno veo como me arreglo» Cuando estoy retirando los exámenes nuevamente el celular, «¿querés venir a comer de la nona?, yo compré algo», mi contestación fue rotunda, «no porque me duele mucho la cabeza y no voy a comer me voy a acostar un rato» la contestación fue, «uy, pero a las 17hs ¿podrás llevarla a la nona a ver a la tía Thelma (hermana de mi abuela)? porque están acá la tía Fanny y la tía Elsa (ambas también hermanas de mi abuela )que vinieron a visitarla y quieren reunirse todas». O sea que la invitación a comer no era una simple invitación venía con algo más. Le dije que bueno que el “remisero” a esa hora estaba desocupado que las pasaba a buscar.

Cuando llego a la casa de mi abuela saludo y las invito a dejar el mate para comenzar el viaje (de 10 km aproximadamente). Ahí nomás perdimos como 5 minutos hasta que todo el viejerío subió al auto que solo tiene dos puertas delanteras.

Ayer en Santa Fe estuvo caluroso, así que al subir al auto prendí el aire, a las dos cuadras me dicen podes apagar el aire que hace frío (yo chorreaba sudor por todos lados), oK lo apago. Apagué el aire y abrí la ventanilla, a las 3 cuadras, una voz en mi oído me dice «podes cerrar un poco la ventanilla que acá atrás el viento me despeina». Ok otra vez a cumplir la orden. Cuando estoy a unas cuadras del puente que une la ciudad de Santa Fe con la de Santo Tomé, me encuentro con policías cortando la calle, bajo la ventanilla, advirtiendo previamente a `Miss Daisy’ que iba a realizar esa maniobra, para preguntar que pasaba. El acceso al puente estaba cortado debido al partido Colón – Tigre (hay días en que odio un poco más al fútbol). Vuelta hacia atrás para tomar otro acceso y alargar el camino unos kilómetros más. Cuando llegamos a lo de la tía Thelma, una dijo «yo por mis piernas no bajo las espero acá, además ya estuvimos ayer», perdón dije por dentro, ¿estuvieron ayer? Sí parece que antes de ir a visitarla a mi abuela las dos hermanas venidas del campo pasaron por la casa de Thelma y almorzaron con ella. Entonces ¿en que quedó eso de la reunión familiar de las hermanitas que hacía mucho que no se veían? Yo me quedé en el auto y a los 10 minutos salieron mi abuela y la tía Elsa, diciendo «viste Fanny, acá se me había caído el zapato de la bolsa». O sea, la visita a la hermana medio moribunda (porque así te trabajan la culpa) no era para realizar una reunión familiar, era simplemente para buscar un puto zapato. Yo ya estaba con una cara de perro infernal. Luego de eso Elsa le dice a Fanny «¿nos quedamos acá y le hablamos a tu hijo (“El Sergio”) que nos pase a buscar con lo cual Fanny le responde «no, deja que este chico nos lleva hasta lo del Sergio», ustedes creen que me consultaron, no nada, lo que pasa que la vieja ya había clavado el culo en el asiento y no pensaba levantarlo más.

Pregunto si saben en donde vive, y salta mi abuela diciendo que si que quedaba por la avenida principal de Santo Tomé, ok, estábamos cerca, dije por dentro que suerte.

Mientras nos dirigíamos para dicha avenida la madre de “El Sergio”, dirigiéndose a mi abuela dice «Zuni, pero mirá que el Sergio se mudó, la dirección es esta que tengo anotada acá». Ahí nomás si tenía un arma me volaba la tapa de los sesos. Le pido la dirección y le comento que no tengo ni idea de dónde queda y que aunque parezco remisero no lo soy, por lo tanto no tengo la obligación de aprenderme las calles de una ciudad que no es la mía. Se hizo un silencio y no hablaron más por un buen rato.

En un semáforo pregunto por esa dirección y me dicen que tengo que dar la vuelta e ir por donde venía y salir hacia córdoba porque quedaba en las afueras de la ciudad.

Luego de haber recorrido un largo tramo la madre del Sergio reconoció la zona y llegamos a la casa de su hijo, las ayudo a bajar, tocamos timbre, y ¿a que no adivinan quien nos abrió? Sí “El Sergio” y para sorpresa mía “El Sergio” (he cambiado el nombre) era un famoso político de la zona.

Me van a decir que “El Sergio” no podía buscar a la madre, seguro que tenía cosas más importantes que hacer como planear la próxima estrategia política para cagarnos, o quizás más aún contar una por una las escamas de su precioso pececito dorado. ¡No tuvo que ir este boludo!

Ya me habían cagado el fin de semana, mi tía, mi vieja, mi abuela y sus hermanas y “El Sergio”.

Mi vieja recibió toda la carga genética de mi abuela, por lo menos la parte del habla. Todo el recorrido de vuelta fue un monólogo interminable de lo que hicieron mis primos, que mi tía no la va a visitar, que mis otros tíos se compraron un auto nuevo que esta hermoso, y bla, bla, bla. En medio del monólogo suena mi celular, era un mensaje de mi amigo Diego, preguntándome que libro estaba leyendo. No le contesto y le pregunto si había organizado el asado para la noche en la casa de otros amigos como habíamos hablado. Por lo menos a la noche la pasaría bien. Me contesta que no.

Yo pregunto: ¿Por qué carajo siempre tengo que organizar las reuniones, yo?¿Ver que cocinamos, yo?¿Comprar la comida, yo? Etc, etc, etc.

Para no pelearme con él no le contesté nada, sabía que con el quilombo anterior de mi flia y conociéndome como soy iba a mandar a la mierda a todos.

Luego me mandó un mensaje diciendo que no estaba muy bien que hacía dos horas que estaba caminando solo como loco. Con lo cual le conteste que lo sentía pero en este momento yo no era una buena compañía para nadie que luego hablaríamos.

Llegué a casa, me bañe y no quería saber más nada de la gente me acosté temprano y por suerte hoy me levanté mejor o por lo menos sin ganas de asesinar a nadie.

Comentarios»

1. Futbol Argentino Mexicano y espanol » El remisero oficial - 2 marzo 2008

[…] Ray Escribio un articulo buenisimo hoyAqui hay un pedazo del articuloEl acceso al puente estaba cortado debido al partido Colón – Tigre (hay días en que odio un poco más al fútbol). Vuelta hacia atrás para tomar otro acceso y alargar el camino unos kilómetros más. Cuando llegamos a lo de la tía Thelma, … Lea el resto de este fabuloso articulo here Posted in Uncategorized Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL. […]

2. karime - 2 marzo 2008

Querido amigo, es divertido cómo lo cuentas, pero sé lo que se siente, me hace gracia ver que no sólo me pasa a mi…
Fuerza y besos
Karime

3. Dardo - 3 marzo 2008

Nunca entendí muy bien cuál es la función de la familia (entendiéndose como familia a tíos, primos, tíos de tu madre, primos segundos, bisnietos de la sobrina de la prima tercera de la cuñada de tu suegra y demás ramificaciones).

Tener remis gratis puede ser una de las funciones.

Pero si lo pienso un poco más “profundo”, la verdad que no encuentro nada.

Y yo que vos, me daba media vuelta y decía “Elegí, el aire o la ventanilla. Porque este es MI auto y YO lo manejo, y vos estás acá porque yo soy bueno y te estoy haciendo un favor. Pero entre hacerte un favor y que me rompas los huevos, falta el sueldo. Así que o me pagás el viaje o te bancás el frío o te bancás despeinarte, porque, sabelo: peinada o despeinada, sos una vieja arrugada carcamana y la puta madre que te recontra re mil re parió”.

Bueno, el último renglón por ahí no, pero todo lo otro sí.

4. Diego - 3 marzo 2008

Hola Mauro, ni personalmente fuiste tan cómico en tu relato de lo ocurrido.
Aquí te dejo algunas salidas elegantes pero temporarias para intentar “safar” la próxima vez.
1) Pucha… vos sabes que me encantaría llevarlas pero el auto en este momento esta con un problema en la transmisión y el mecánico me dijo que no lo cargue…
2) Se rompió el “electro” y levanta mucha temperatura…. no puedo!
3) No puedo…. ando sin licencia de conducir… no la puedo encontrar y si me detienen me sacan el auto…
Lo malo de este tipo de salidas que solo pueden utilizarse una o a lo sumo dos veces.
Un abrazo y espero que te sirvan

5. Karla Mèndez (@KrlaMndz) - 14 octubre 2011

me podrias dar tu biografia, me lo mandaron como investigacion en la escuela🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s