jump to navigation

Sobre sueños, timidez y caracoles (Cortometraje 5) 1 septiembre 2007

Posted by alquimista78 in Cortometraje, Personales, Recuerdos.
trackback

“La timidez es una condición ajena al corazón, una categoría, una dimensión que desemboca en la soledad.”

Estimados lectores, ya repuesto del trago amargo del post anterior y luego de grandes discusiones mentales de cómo podría colaborar con esta causa, hoy quise empezar este nuevo post con la frase que acaban de leer del gran escritor Chileno Neftalí Ricardo Reyes Basoalto más conocido como Pablo Neruda.

Dicha frase la traigo a colación porque describe una de las condiciones de la cual no soy ajeno, la timidez.

 

Desde chico siempre fui aquejado por síntomas característicos de esta condición humana, a saber: sentía un sudor frío en las manos y la frente, los latidos del corazón que se

aceleraban, sentía un nudo en la garganta, molestos ruidos en la panza y un sin fin de síntomas difícilmente controlables. Era el típico chico que en los cumpleaños no se separaba de la pierna de su madre, me prendía como garrapata. A pesar de mi timidez siempre salía en actos escolares y la timidez duraba los primeros segundos luego me relajaba. Al parecer daba para actor, por eso siempre me elegían para los actos. En esos momentos vencía momentáneamente la timidez ya que en el escenario era otro, no yo; era más fácil mostrar lo que sentía el personaje que lo que sentía yo mismo. Venciendo la timidez les dejo una foto de esos días en la escuela primaria. Sí ese era yo con ese corte al estilo Carlitos Balá, ¿ustedes piensan que le debería iniciar acciones legales a mis padres por dicho corte?

Con el tiempo los síntomas fueron disminuyendo pero aún me quedan algunos. Por ejemplo me cuesta al comienzo entablar una conversación en una reunión, o en el colectivo no hablo con el pasajero sobre la vida como lo hacen, mi vieja o un amigo llamado Leandro. Creo que estas dos personas son un caso patológico (jajjaja). Hablan de cualquier cosa y rayan con la caradurez desfachatada de la intromisión en la vida privada. Por ejemplo un día en un colectivo mi mamá charlando con la compañera de asiento le preguntó si tenía peluca o era su verdadero pelo, yo no sabía a dónde meterme.

Coincido con Moliere en que los tímidos deseamos agradar pero tememos no conseguirlo, dicho temor puede correlacionarse al hecho de que nuestro amor propio está por debajo del de Kafka (que llegó a sentirse como un escarabajo).

Mi timidez también marca el modo en que me desenvuelvo ante alguien que realmente me gusta, voy lento muyyy lento casi a paso de caracol, y en general digo pavadas, es como que mi cerebro se bloquea y solo salen de mi boca frases incoherentes o fuera de lugar. Por eso si paso la etapa del infradotado mental y la persona todavía se interesa por mí recién ahí la cosa funciona.

La timidez no necesariamente puede tener una connotación negativa. Por ejemplo, la prudencia nos ayuda a controlar mejor los impulsos indeseables y nos facilita una mejor aceptación social que las personas que no actúan con tanto cálculo.

Por otra parte, con frecuencia los tímidos somos algo introvertidos con lo cual podemos aprovechan esa facilidad para profundizar en la creatividad interior, estimulando la imaginación y la fantasía.

La frase del comienzo coincide perfectamente con el corto que les quiero dejar para hoy. Les aclaro que deben prepararse porque es ese típico corto lacrimógeno, pero muy bueno.

 

El cortometraje se llama “Schneckentraum” (El Sueño del Caracol) del español Iván Sáinz-Pardo. Es una historia que toca el tema del amor a primera vista, la timidez, y el destino que juega con los protagonistas de una forma desleal.

Julia es terriblemente tímida. Un día en un café, se enamora a primera vista de Oliver, un joven que se encuentra sentado en una de las mesas de al lado. Cuando éste abandona el local, Julia reúne todo su valor y decide seguirle…

 

Ahora bien antes de despedirme les quería preguntar ¿ustedes sufren de timidez? ¿Como se les manifiesta? Vieron la polilla o mariposa que aparece, ¿pudieron encontrarle un significado? Yo creo que si, luego se los cuento. Tips: ¿Anunciará algo?

Saludos a todos y que tengan un buen fin de semana.

 

Comentarios»

1. Alex - 3 septiembre 2007

Hola Alquimista78

Hermoso el corto. Veo que te gusta el cine, haciéndole honor a tu signo…
Todo un tema la timidez, pero creo que también seduce.
Yo también padezco de timidez, pero creo que se expresa sólo en mi vida sentimental, cuando alguien me gusta, me pasa parecido a vos.

Un abrazo

2. alquimista78 - 3 septiembre 2007

Estimado Alex, me alegra que te gustara el corto, y sí, me apasiona el cine, disfruto mucho de esta clase de expresión.
Un saludo grande y gracias por pasar por este humilde blog. Un honor para mi.
Otro abrazo para vos.

3. Adrian Pegaso - 3 septiembre 2007

Soy de los que se calla mucho y que por su cabeza de tantas posibilidades que ha generado de charla tiene varias novelas pero ninguna puesta a prueba… o sea… me quedo mudo evaluando que decir y cuando me animo… pasaron 3 hs y mi interlocutor tiene que irse por alguna razon importante😦

Bexos
Ad

4. alquimista78 - 3 septiembre 2007

Estimados lectores les quería comentar sobre la polilla o mariposa negra que se encuentra primero en la librería en donde trabaja Oliver y luego al final del corto.

Advertencia: lo que continua es un Spoiler, si no vio todavía el corto no lea lo que sigue.

Existen supersticiones que dicen que encontrar una mariposa negra descansando en el umbral de una puerta, en una ventana o bajo los tejados y aleros es señal de muerte.
Con lo cual la primera aparición de la polilla anuncia la muerte de Oliver y al final del corto anunciaría la muerte de Julia, quizás de tristeza.

5. Alex - 4 septiembre 2007

Hola Alquimista78, así es!!
Lo curioso es que en otros cortos también aparecen polillas, como en el caso de El Laberinto de Simone, también de Wiedemann & Berg.

http://es.youtube.com/watch?v=-KjdMwo6Plw

Un abrazo!

6. Betty - 4 septiembre 2007

Hola.
Si ella hubiera abierto los libros, Oliver habría tenido una respuesta, podría haber muerto sintiéndose correspondido al menos. Pero ella tampoco esperó nada de él. Ella fue más valiente, porque lo buscó, pero él tenía más “esperanza”. La verdad no sé qué es peor, si vivir sabiendo que te correspondieron, pero no haber hecho nada para realmente vivir esa experiencia o morir sin saber que te amaron, pero con la tranquilidad de intentar comunicarle al otro que lo amaste.

7. El laberinto de Simone y la muerte (Cortometraje 9) « La vida no se mide por las veces que respiras, sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento - 27 octubre 2007

[…] Ahora bien, hace bastante tiempo que no les dejo un corto, así que hoy les dejo uno que toca la temática de la muerte se llama “El laberinto de Simone”. El mismo fue rodado por Iván Sainz-Pardo en el año 2003 (sí, el mismo que rodó el corto el sueño del caracol). […]

8. Florie - 2 enero 2008

interesante, da mucho que pensar
un saludo

9. Big0 - 29 julio 2008

Creo que es una historia muy gastada ya, los personajes igual, los actores muy bien lo esencial como actuación sucede en los primeros minutos realmente transmite emociones sin siquiera decir palabra alguna aun que nada fuera de lo normal, depues la historia en mi opinion decae se vuelve muy predicible al surguir ciertos detalles que se muestran en algunas escenas, los temas usados para el soundtrack son buenos en especial el ultimo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s