jump to navigation

Un rayo de luz para esos días oscuros de soledad 22 julio 2007

Posted by alquimista78 in Cuento, Soledad.
trackback

Estimados lectores hoy me he levantado bastante bajoniado, sin fuerzas para levantarme de la cama. Anoche antes de acostarme hice un balance de mi vida y me vinieron solo cosas malas, a pesar de que también he pasado por cosas muy buenas. Pero cuando el fantasma de la depresión me visita veo todo gris oscuro. En estos momentos me siento solo (es uno de los temores más grandes que sufro cuando me deprimo, tengo pánico a la soledad, no me gustaría morir solo sin alguien que te ha querido a tu lado) y no hago nada por remediarlo me aislo más, no quiero que la gente de mi alrededor cargue con mis locuras.

Navegando por un blog de María he leido el siguiente cuento Sufí que ha enviado un rayo de luz en este día oscuro, lo quiero compartir con ustedes:

 

EL ANILLO

-Vengo maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no hago nada bien, que soy torpe, nadie me quiere por eso estoy solo.

 

¿Cómo puedo mejorar?¿Qué puedo hacer para que me valoren más?
El maestro le dijo: -Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizá después… -Y haciendo una pausa agregó: -Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y tal vez después pueda ayudar.

 

-E… encantado maestro -titubeó el joven, pero sintió que otra vez era -Bien -asintió el maestro. Se quitó un anillo que llevaba puesto en el dedo pequeño de la mano izquierda y se lo dio al muchacho, agregó: -toma el caballo que está ahí afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Vete y regresa lo más rápido que puedas.

 

El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo. Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara, hasta que un viejito se tomó la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo.

 

Después de ofrecer su joya a todo el que se cruzaba en su camino, y abatido por su fracaso, montó su caballo y regresó. Entró a la habitación, donde estaba el maestro, y le dijo: -Maestro, lo siento pero no es posible conseguir lo que me pediste. Quizá pudiera conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que pueda engañar a nadie respecto al verdadero valor del anillo.

 

-Qué importante lo que dijiste, joven amigo -contestó sonriente el maestro -Debemos primero saber el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. Quién mejor que él para saberlo. Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuánto te da por él. No importa lo que ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.

 

Llegó a la joyería, el joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó, y luego dijo: -Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo.

 

-¿Cincuenta y ocho monedas? – exclamó el joven. -Sí -replicó el joyero -Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé… Si la venta es urgente…

 

El joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido. Siéntate -dijo el maestro después de escucharlo.

 

-Tú eres como este anillo: una joya, valiosa y única.

 

Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto.

 

¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?

 

Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño de su mano izquierda.

Comentarios»

1. Betty - 25 julio 2007

Hola, en realidad ni siquiera tengo claro el concepto de Blog…así que no sé si es prudente dejar un comentario, pero leí el cuento sufi que copiaste y es hermoso, además de cierto. Yo también leí una historia acerca de un maestro sufi que tiene que ver con el tema: un joven le pidió a un maestro aprender de él, durante el transcurso de un día, y este aceptó. Durante ese día se le acercaron muchas personas y le preguntaron sobre el sentido de la vida, de la muerte ,etc y el maestro se quedó meditando sin contestarle a ninguno.
Cuando estaba atardeciendo pasó un hombre muy pobre con una carga a la espalda y le preguntó al maestro qué camino tenía que tomar para llegar a la próxima aldea, el maestro tomó la carga del hombre en su propia espalda y lo acompañó gran parte del camino.
El joven, asombrado, le preguntó al maestro :” ¿es acaso aquel hombre un ser importante que pasa de incógnito, algún personaje noble?” y el maestro le contestó : ” No, fue la única persona que me preguntó lo que realmente quería saber”.
Decía que tiene relación con el tema, porque a veces el ser humano pretende que otro lo valore, lo entienda, que otro le llene los vacíos…,pero la mayor parte del tiempo no sabemos quienes somos realmente y mucho menos que buscamos, además, el valorarse a sí mismo y cultivarse interiormente para ofrecer lo mejor de sí es lo más difícil.
Muchas Gracias por ese cuento

2. alquimista78 - 25 julio 2007

Estimada Betty Gracias a vos por colaborar con este lindo cuento y colaborar, también, de alguna forma con el blog.
Saludos
Alquimista78

3. La vida no se mide por las veces que respiras, sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento - 4 agosto 2007

[…] tópico del corto tiene que ver con dos post que he publicado anteriormente Un rayo de luz para esos días oscuros de soledad y Buenos Aires tiene ese no se que, ya que en él se ven condensados la soledad y la visión del […]

4. Ustedes ¿encontraron a su Wally? (Cortometraje 1) « La vida no se mide por las veces que respiras, sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento - 4 agosto 2007

[…] tópico del corto tiene que ver con dos post que he publicado anteriormente Un rayo de luz para esos días oscuros de soledad y Buenos Aires tiene ese no se que, ya que en él se ven condensados la soledad y la visión del […]

5. Katherina - 25 enero 2013

Hi there, I would like to subscribe for this weblog to obtain most recent updates, therefore where can i do it please help out.

6. Hotmail Technical Support - 17 abril 2013

Excellent post. I was checking constantly this blog and I’m impressed! Very useful info particularly the last part🙂 I care for such information much. I was looking for this particular information for a long time. Thank you and good luck.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s